Real Madrid-Granada: Las armas de Luka Modrić

¿Cómo mejorar un equipo que en 38 jornadas logró 100 puntos e hizo 121 goles? La respuesta la encontró Mourinho el 25 de abril del 2012. El Real Madrid era superado por el Bayern Múnich y se quedaba por segundo año consecutivo a las puertas de la final de la Champions League. El cambio de Kroos por Müller y la tendencia del ex-Bayer Leverkusen a jugar más retrasado hizo que Khedira y Alonso, que venían de un esfuerzo mayúsculo en el Camp Nou tan sólo 3 días antes, quedaran constantemente en inferioridad númerica ante el triangulo formado por el ’39’, Luiz Gustavo y Schweinsteiger. Gracias a esto el Bayern controló la mayor parte de los pasajes de la eliminatoria y sólo el desnivel en talento de ambas plantillas hizo que la definición llegará recién en la tanda de los penaltis.

La lectura del entrenador portugués fue clara: había que fichar a un centrocampista de élite mundial y el Real Madrid se hizo con el mejor que ofrecía el mercado. En la tercera jornada de liga y con menos de una semana en el equipo Luka Modrić iniciaba su primer partido como jugador merengue presentando en los 58 minutos jugados gran parte de las nuevas armas que le puede brindar al campeón de liga. Hoy toca analizarlas.

Contra el Granada, Mourinho situó a Modrić por delante del doble pivote en su tradicional 4-2-3-1. Esta posición es normalmente ocupada por Mesut Özil, mediapunta con alma de delantero, que tiende a pisar más el área que la linea del centro del campo. Luka, al ser mucho más centrocampista que el alemán, le dio al equipo de Mourinho matices a los que no estabamos acostumbrados.

El ’19’ bajó una infinidad de veces a incrustarse entre Xabi y Khedira, recibiendo balones por detrás de la linea de mediocampistas rivales. Desde esta posición, el croata le brindaba al equipo una via extra de gestación en la base de la jugada. La evolución del equipo de Mourinho en esta faceta del juego es digna de mención. El primer año, el Madrid sufrió bastante para sacar el balón jugado y tendió a recurrir a un inspiradísimo Marcelo para que mediante conducciones iniciara las jugadas de ataque blancas. La temporada siguiente, Mourinho modificó todo su esquema con el objetivo de darle tiempo y espacio a Alonso para dar el primer pase en cada jugada. El mediocentro vasco en su nuevo rol de ‘quarterback’, mostró el mejor nivel de su carrera. Ahora llega Modrić para darle un tercer dolor de cabeza a la linea media rival. Además, su genial regate en corto lo hace prácticamente inmune a una posible presión contrincante (ojo a este recurso en los partidos contra el Barça). Contener al Madrid va a ser más difícil que nunca.

Lado a lado, las tres vías de salida blancas.

Una vez superada la presión rival Luka daba un paso adelante y se situaba en la mediapunta, recibiendo siempre entre las dos lineas de 4 rivales. Antes, llegado a esta altura del campo, el Madrid solía intentar llegar al remate de la forma más rápida posible, dado que el único jugador de los cuatro de adelante que no basaba su juego en la aceleración era Benzema. Con Modrić, el Madrid tiene la posibilidad de aprovechar la pausa del croata para plantarse en ataque posicional y juntarse arriba. Contra el Granada, el ex-jugador del Tottenham recibía el esferico y lo retenía lo suficiente como para que sus compañeros superaran la linea del balón. Desde esta posición el ’19’ hacía gala de su extraordinario manejo de todas las superficies del pie para dar el pase al mejor situado, generando una ocasión de gol o continuando la jugada ya con más efectivos en el último cuarto contrario. Dentro de este recurso, el caso de Khedira merece mención aparte. Antes de ser fichado por el equipo merengue, el tunecino-alemán era un interior que pisaba mucho el área rival. Al llegar al Madrid y ser situado en un doble pivote, Sami tuvo que asumir un rol mucho más defensivo para darle equilibrio al sistema, reservando sus tradicionales llegadas desde segunda linea para cuando jugaba con la selección alemana. Con Luka, el Madrid tiene el balón lo suficiente como para que el ‘6’ tenga tiempo de pasar al frente y colocarse en situaciones de remate. Además, Modrić siente mucho más el robo y la transición defensiva que Özil, lo cual le permite cubrir las espaldas de Sami cada vez que este sube. Con el croata en la cancha, el Madrid va a poder disfrutar por fin del Khedira que maravilló a todos en la última Eurocopa.

Cinco opciones, un lanzador

Por otra parte, con Modrić de mediapunta el Madrid finalmente será capaz de descansar con la posesión y “dormir” el partido. Al final de la temporada pasada Mourinho logró por fin encontrarle un rol a Granero, haciéndolo ingresar en el tramo final de los partidos en los que su equipo iba ganando por un estrecho márgen. Esteban aprovechaba su gran manejo de los tiempos y su destacable técnica de pase para alargar los ataques posicionales madridistas y restarle segundos al reloj. (Sus minutos en el Camp Nou fueron claves para lograr la victoria) Llegado Luka, capaz de hacer eso y más, la salida del pirata rumbo Inglaterra es bastante entendible.

Por último queda decir que la atracción que genera la retención del esferico por Modrić en sus rivales le da espacio a Alonso para dar un paso adelante y teminar de aplastar al rival contra su área. El Madrid logra situarse así en el 2-3-5 con el que domina todas las segundas jugadas y termina mostrando todo su potencial ofensivo, pero de eso hablaremos más a fondo en otro momento.

Mourinho dijo en la conferencia de prensa tras el partido que Modrić jugó de mediapunta porque todavía no tiene el punto físico para jugar en su mejor posición: al lado de un mediocentro en la base de la jugada, lugar donde explota al máximo las cualidades de gestación que explicamos antes. Asumiendo esto, el que teoréticamente saldría de la alineación títular sería Khedira, pero la temporada es tan larga que probablemente terminemos viendo a Luka ocupar cualquiera de las tres posiciones en el carril central del mediocampo. En cualquier caso, con su fichaje el Madrid ha dado un paso hacia adelante en su busqueda de volver a reinar el continente once años después.

Anuncios

5 pensamientos en “Real Madrid-Granada: Las armas de Luka Modrić

  1. Es increible cómo un jugador puede cambiar todo un esquema, Un mediapunta así, es lo que necesitaba el Real Madrid. Se pedía hace ya tiempo y por fin llego, Buen artículo.

  2. Buenos días.

    He llegado a tu blog desde los comentarios de Sport, y me gustaría decirte que me ha encantado este artículo. Muy bien explicado para los que, como yo, nos gusta el fútbol pero no somos capaces de analizar el juego tan en profundidad.

    Un saludo.

  3. Muchas gracias a los dos.

    Modric es un fichaje TOP. Con Hazard y Thiago Silva, el mejor del verano. Nos va a dar muchísimo que analizar.

    Pronto se vienen más entradas así que, ¡pasen la voz!

    Un Saludo

  4. Buenísimo, es uno de los jugadores más intrigantes a la hora de analizarlos.. encima nunca crea polémicas ni nada, sólo hace su trabajo.
    Ahora añadiré a bookmarks tu página

  5. Excelente articulo! Espero mas del madrid, y del futbol de europa en gral.

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s