Chelsea-Juventus: A falta de Pirlo, Vučinić

4 de Julio del 2006, Stefano Palazzi, fiscal de la federación italiana de fútbol, declaraba culpable del arreglo de partidos en la Serie A al entonces manager de la Juventus Luciano Moggi y castigaba al club turinés con el descenso a segunda división. La consiguiente fuga de estrellas hacia otros equipos no evitó que los bianconeri recuperaran la categoría tan sólo un año después, pero sí los obligó a ver cómo Inter y Milan se repartían los Scudettos mientras ellos quedaban en un segundo plano. Los proyectos pasaban y la Juventus, a pesar de realizar grandes inversiones, era incapaz de armar un equipo que peleara por el título.

Al inicio de la temporada 2011-2012, tras el fracaso de Luigi Delneri la directiva turinesa decidió darle el cargo de entrenador a Antonio Conte, antigua leyenda del club que acababa de lograr el ascenso con el Siena. Los resultados fueron inmediatos. De la mano del entrenador leccesi y su novedoso sistema llegó el tan esperado trigesimo título en la Serie A, conquistado sin conceder una sola derrota. Seis años después del Moggigate la Juventus consiguió por fin ensamblar un equipo ganador. Ahora al proyecto le toca dar un paso más y demostrarle al mundo que la Vecchia Signora está por fin de vuelta en la élite europea. El sorteo le deparó un escenario perfecto para demostrarlo: debút en la casa del Chelsea último campeón. Ayer blues y bianconeri se enfrentaron en lo que seguramente fue, tras el Real Madrid-Machester City del martes, el mejor partido de la jornada.

Oscar sobre Pirlo. Movimiento clave.

Conte no modificó el esquema base que usa en los partidos de liga y paró a su equipo en su habitual 3-5-2 con Lichtsteiner y Asamoah de carrileros y Pirlo en la base. A la hora de sacar el balón, la Juventus suele abrir a sus dos centrales para así ensanchar el campo fabricándole espacio al ex-jugador del Milan para bajar, recibir y crear. Di Matteo, conociendo este movimiento, ordenó a su equipo ignorar las conducciones de Barzagli y Chiellini y centrarse únicamente en la cobertura del cerebro juventino. Oscar cumplió este trabajo optimamente, impidiendo en todo momento que el ’21’ pudiera darse la vuelta y comenzar el ataque turinés. Gracias a esto, la gestación quedaba solamente en las manos de los dos centrales bienconeri, que al no poder recurrir a Pirlo se veían obligados a asumir la tarea de dar el primer pase en cada ataque de su equipo.

Es aquí donde entra en escena la figura del mejor jugador del partido, Mirko Vučinić. Cuando la Juventus iniciaba la jugada, el ‘9’ tiraba un desmarque de apoyo corriendo hacia la linea central. De esta manera le creaba una via de escape a los centrales, que podían descargar con él continuamente y así librarse de la tarea de creación. Cuando el balón llegaba a sus pies, el jugador montenegrino mostraba un abanico de recursos impropio de un delantero centro. Si los mediocampistas lo presionaban, Mirko descargaba de espaldas a un toque para la carrera de un interior al espacio creado. Si en cambio, el Chelsea optaba por dejarlo recibir sin presión, el ex-Roma se giraba y tenía como opciones las rupturas en profundidad de los carrileros y Giovinco o los desmarques de apoyo de Marchisio y Vidal. El montenegrino dió un recital, eligiendo siempre la mejor opción para continuar el ataque. Además, haciendo gala de una excelente técnica, cuando no veía clara ninguna opción de pase, retenía el balón lo suficiente para que todo el equipo diera un paso hacia adelante y se plantara en la mitad contraria. Pirlo lograba entonces recibir por fin de cara y la Vecchia Signora pasaba a ataque posicional. Gracias a Vučinić, la trampa de Di Matteo era superada una vez tras otra y sólo la poca habilidad de Barzagli y Chiellini para filtrar el pase hacia adelante, evitaba que la Juventus se instalara en campo contrario cada vez que quisiera.

Vučinić gira y administra. Vidal ya a la altura de Pirlo.

Del otro lado el Chelsea mostraba una vez más su problema más grave. En el sistema de Di Matteo, ninguno de los 6 jugadores que se pasan la mayor parte del partido detrás la linea del balón es capaz de superar la presión de los centrocampistas rivales mediante un pase. Además al no contar adelante con un jugador fuerte en el juego aéreo los blues no pueden saltarse la étapa de elaboración con un balón largo.

Conte, conciente de esto, ordenó a su equipo no presionar nunca arriba y replegarse en dos lineas dentro de su campo evitando así que los delanteros blues tuvieran lugar para correr y batir lineas en conducción. Hazard, Ramires y compañia son realmente diferenciales cuando atacan al espacio, no cuando reciben el balón al pie, por lo que este movimiento, sumado a la incapacidad de su mediocampo para crearles ventajas en la fase previa, limitaba mucho sus posibilidades. Lampard y Mikel (terrorífico doble pivote), al no ser capaces de superar la linea rival con un pase filtrado, se dedicaban a repartir el juego a las bandas en busca de alguna solución. Es así como la única via de salida blue terminó siendo Ashley Cole, lateral inglés que parece vivir una segunda juventud, que aprovechaba los apoyos de Hazard y Torres para, mediante paredes, avanzar hasta el campo contrario y girar a la defensa bianconeri. De esta forma, los atacantes blues podían recibir de cara y generar peligro. Así llegaron los dos golazos de Oscar. La Juventus, a pesar de haber sido mejor, se marchaba al descanso por debajo en el marcador.

Ashley Cole: única via de salida.

En el segundo tiempo se siguieron viendo las mismas situaciones. El Chelsea, al sólo poder salir mediante Cole, sobrecargaba la banda izquierda simplificando la tarea defensiva juventina. Una muestra clara de esto es que Ramires apenas entraba en contacto con el balón. Intentando solucionar el problema, Di Matteo dió entrada a Bertrand en lugar del ‘7’ brasileño, recorriendo a Hazard a la banda derecha, pero este movimiento no hizo más que anular la influencia del belga en el partido y dificultar aún más la gestación de juego del conjunto de Abramovich.

Conte por su parte, le pidío a Vidal que al sacar el balón se parara al lado de Pirlo. Con el chileno al lado, el ‘21’ podía descargar en corto y salir así de la presión blue. Además, una vez que esta era superada, Chiellini tenía libertad para lanzarse al ataque y sumar así un elemento más al circuito de posesión juventino. Los ataques de la Vecchia Signora se alargaban y el Chelsea era empujado hacia atrás. Sólo faltaba una modificación para terminar de volcar la balanza y el entrenador turinés la realizó cuando el partido entraba en su recta final. Durante todo el encuentro, Giovinco había intentado explotar el espacio creado por el arrastre de Vučinić sobre su marcador hacia el medio campo. El ex-Parma nunca estuvo a la altura del partido, se vió superado por el imponente físico de los centrales blues y tuvo un partido bastante discreto. Viendo esto, Conte lo sustituyó por Quagliarella con resultados inmediatos. El delantero italiano aprovechaba un pase en profundidad de Marchisio a la espalda de la defensa y se plantaba ante Cech decretando el 2-2 final.

Hay pocos retos más difíciles en la Champions que visitar Stamford Bridge y la Juventus pasó la prueba con sobresaliente. Si el disparo de Quagliarella sobre el final entraba, estaríamos hablando de una victoria más que merecida para el equipo de Conte. Habrá que seguir su evolución y observar muy de cerca a Mirko Vučinić, que si mantiene este nivel, tiene lo necesario para marcar verdaderas diferencias en el camino de los bianconeri hacia la gran final de Wembley. La Juventus está de vuelta, ya era hora.

Anuncios

Un pensamiento en “Chelsea-Juventus: A falta de Pirlo, Vučinić

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s