Stephan El Shaarawy: La esperanza de San Siro

Stephan El Shaarawy Milan Análisis La Presión Alta19.283 abonos vendidos. La peor cifra desde que Silvio Berlusconi asumiera la presidencia. Las gradas lucen vacías en cada partido y es que la decepción en la afición del Milan no puede ser más grande. Después de dominar el fútbol europeo por más de una decada, el equipo rossonero cuenta hoy con una plantilla que no es acorde a su gloriosa historia. Las numerosas deudas del club obligaron a su presidente a cortar los gastos bruscamente. Thiago Silva y Zlatan Ibrahimovic, las principales figuras del equipo, fueron vendidos para no tener que pagar sus altos salarios. Ésto sumado a el retiro de una generación magnifica de futbolistas que le dió al club dos Copas de Europa, ha bajado el nivel de competitividad del equipo drásticamente. Donde antes estaba Pirlo, hoy juega Montolivo; el puesto de Maldini lo ocupa Kevin Constant.

Como era de esperarse, los de San Siro ha firmado su peor inicio de Liga en 72 años. Con más partidos perdidos que ganados y ubicado en la decimosegunda posición, el panorama es desolador para el equipo lombardo. Aún así, dentro de tanta decepción, los tifosi rossoneri han encontrado un motivo para ilusionarse. Stephan El Shaarawy, con sólo 20 años se ha alzado como la figura del Milan, mostrando una madurez y un atrevimiento impropios para un futbolista de su edad. Es difícil recordar la cantidad de veces que se ha echado el equipo al hombro y, con 9 goles, ya es el goleador de la Serie A. Pasemos entonces a analizar al joven crack italiano.

Massimiliano Allegri

Allegri tiene que administrar una plantilla limitadísima.

Esquema Milan: 5-3-2

5-3-2

Massimiliano Allegri es el encargado de dirigir al club en esta etapa tan oscura. Ante los resultados adversos, el entrenador italiano ha modificado su esquema una infinidad de veces, pero podemos decir que los más habituales son un 4-3-3 y un 5-3-2 en los que El Shaarawy se posiciona como mediapunta por detrás del delantero centro. El italo-egipcio tiende a caer hacia la izquierda, lugar donde su equipo lo busca constantemente por medio de balones largos, intentando aprovechar su gran velocidad. Cuando ésto no funciona y el Milan tiene que salir en corto, el ’92’ tira apoyos constantes para oxigenar la circulación del balón y superar la presión rival. Es aquí donde se nota una de sus grandes falencias: Stephan es demasiado vertical. En vez de recibir y aguantar el balón para permitirle a sus compañeros juntarse arriba, el joven crack siempre toca rápido y sale disparado hacia adelante. De esta manera nunca aprovecha los espacios que sus arrastres generan y sus constantes contactos ayudan poco a mejorar la pobre salida de su equipo. Si tomamos en cuenta que el ex-Genoa tiene un buen rango de pase (es el encargado de tirar los corners) que podría usar para explotar rupturas de sus compañeros a sus espaldas, su manía por ir siempre hacia adelante es aún más problematica.

Cuando el Milan logra finalmente pasar a la fase ofensiva y plantarse en 3/4, El Shaarawy tiene total libertad para aparecer por cualquiera de los tres carriles. El ’92’ intenta incorporarse al circuito de posesión cada vez que puede, esperando el momento para utilizar su mejor arma: el regate. Cuando encuentra la ocasión propicia, Stephan encara y supera casi siempre a su rival, generando ventajas que su equipo normalmente no es capaz de fabricar por si solo. Cabe destacar que el veinteañero no necesita de espacio para crear superioridades. Su cambio de ritmo es tan desequilibrante que es capaz de dejar atrás a su marcador habiendo recibido la pelota al pie y rodeado de rivales. En un equipo al que le cuesta muchísimo desordenar a su contrincante, El Shaarawy pasa a ser el único recurso ofensivo importante.

Milan El Shaarawy replegado

El Shaarawy intenta tirar un apoyo para salir en transición rodeado por jugadores de la Lazio.

Decíamos antes que El Shaarawy no necesita espacios para generar ventajas. Esto es especialmente importante en el Milan, ya que el equipo rossonero nunca logra salir en contraataque. Los recursos defensivos son tan pobres, que Allegri ordena un repliegue muy intensivo que aleja a sus jugadores de la porteria rival. Los robos no se producen adelante, por lo que el equipo nunca logra encadenar una transición ofensiva. Al defender, Stephan se posiciona en la banda izquierda casi a la altura del mediocampo con la  intención de acercarse al balón para poder salir en conducción. Lastimosamente, cuando esto sucede, el equipo rival está tan volcado hacia arriba y sus compañeros tan replegados, que su intervención suele acabar en una pérdida.

1v1 El Shaarawy Milan

El Shaarawy encara a su lateral con el carril libre. Gol.

Cuando el resultado se complica y toca remontar, Allegri cambia a un 4-4-2 más ofensivo. El Milan deja de intentar salir por el centro y busca constantemente las rupturas en profundidad de Abate y Emanuelson en la derecha. El holandés juega a banda cambiada, por lo que está obligado a enganchar hacia adentro en cada jugada. Esta pausa le permite al equipo juntarse arriba y mejorar su circulación. El Shaarawy, posicionado como volante por la izquierda, se aleja del balón para convertirse en un rematador puro. Como el esférico se encuentra constantemente sobre el carril derecho, el equipo rival tiene que recular hacia ese lugar. Este movimiento libera al joven crack de la constante atención de sus rivales que, además, desocupan su carril favorito (el izquierdo). Si Abate o Emanuelson optan por centrar, el ’92’ aprovecha que la defensa está orientada hacia el lado contrario para atacar el espacio entre central y lateral llegando a posiciones de remate. (Ejemplo) El ex-Genoa se mueve muy bien en el area, con reflejos que recuerdan a los de un delantero centro. Por otra parte, si Emanuelson después de fijar a su marca en la derecha  realiza un cambio de lado, El Shaarawy se encuentra en un 1v1 contra su lateral. Las consecuencias demoledoras de esta circunstancia son bastante obvias.

Es bastante lógico afirmar que no podremos conocer el verdadero potencial de El Shaarawy hasta que juegue en un equipo que explote sus virtudes. El Milan actual le ofrece poquísimas ocasiones propicias para aprovechar su enorme talento. Ante el Genoa, Allegri provó con un 5-2-3 (captura) que combinaba las mejores cosas de los dos esquemas habituales y el juego mejoró bastante. A pesar de ello, inexplicablemente volvió al 5-3-2 en el partido siguiente. El futuro no promete muchas alegrias. Por más raro que suene, si quiere convertirse en una estrella, Stephan tiene que salir hacia un equipo más grande. Hasta ese punto ha llegado la crisis del que fue uno de los equipos más grandes del continente.

Anuncios

2 pensamientos en “Stephan El Shaarawy: La esperanza de San Siro

  1. El Milan atraviesa una situación futbolística similar a la del Liverpool, en lo que concierne a la falta de resultados y de juego (si bien los Reds están jugando mejor colectivamente ahora siguen sin poder plasmar su superioridad en el resultado). Pero a su vez hay una diferencia radical, que es que el equipo italiano ni siquiera tiene solvencia financiera como para poder afrontar una renovación (o refuerzo) del plantel que los haga volver a la posición que solía ocupar dentro de la elite europea. Lamentablemente el fútbol moderno, con las crecientes cifras millonarias que maneja, producto de la enorme popularidad del deporte a nivel mundial (en cierto modo somos todos culpables), parece apuntar a que la única manera de triunfar es con un gasto importante. Por eso admiro tanto al Arsenal y a Wenger, partidario de que un equipo debe lograr ingresos a través de su fútbol y no por dinero artificial inyectado por un inversor externo. Creo que con una marcada identidad de juego los intérpretes dejan de ser prioridad, y es quizás la alternativa que le queda al Milan en estos tiempos difíciles. Ojalá El Sharaawy se quede con los rossoneros, lo necesitan.

  2. Pues la política del Arsenal es bastante discutible. Su objetivo es hacer cifras verdes cada año, así que vende continuamente a jugadores para maximizar sus ingresos. Lo que le sobra de la venta lo reinvierte en jovenes estrellas. Todo bien hasta ahí, pero el problema es que como el equipo se devalúa constantemente por la salida constante de sus mejores jugadores, los aficionados “casuales” se desvinculan del club, porque lo que ellos quieren es ganar títulos. Gracias a esto los ingresos del Arsenal por merchandising, etc. cada año son menores, por lo que tiene que vender cada vez a más jugadores para lograr hacer una profit. (Más de esto en este excelente artículo de The Swiss Ramble: http://bit.ly/PZQdbG )Wenger está apostando por que la llegada del FIFA Fair Play deje a su club en un mejor lugar con respecto a sus competidores. Habrá que ver si tiene razón.

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s