Everton-Arsenal: Las condiciones de Fellaini

Marouane Fellaini nació el 22 de noviembre de 1987 en el pequeño pueblo de Etterberk en las afueras de Bruselas, hoy es el mejor jugador en lo que va de la Premier. Hijo de un ex-futbolista profesional, Marouane destacó desde un principio tanto en el atletismo como en el fútbol y tardó bastante en decidirse por uno. Quizás por esto fue que, una vez decidido a seguir las huellas de su padre, se convirtió en un box-to-box incansable. A los 17 debutó en el Standard de Lieja donde pasó a ser inmediatamente uno de los favoritos de la afición. 84 partidos y 11 goles después fue vendido al Everton por 22 millones de Euros. Cifra récord para un jugador belga en ese momento.

Con Cahill y Pienaar en plantilla, Moyes lo utilizó desde un principio como mediocentro de corte y Marouane no decepcionó. Haciendo lujo de un gran tackling y una descomunal cobertura de espacios, Fellaini se ganó el respeto de toda la liga. Aun así, pocos esperaban el enorme salto de calidad de este año. Desde su nueva posición de mediapunta, el belga se ha convertido en un arma indefendible para los rivales, cosa que su equipo sabe y aprovecha al máximo. Ayer, el Arsenal fue el último en comprobar la enorme calidad del futbolista, que firmó una primera parte para enmarcar. Su actuación sumada a los interesantes recursos tácticos utilizados por Moyes y Wenger terminaron moldeando un muy interesante partido que Goodison Park pudo disfrutar.

Moyes Everton Arsenal

El plan de Moyes funcionó a la perfección en el primer tiempo.

David Moyes puso en el campo lo que puede considerarse su “once de lujo” ante la ausencia de Kevin Mirallas. 4-2-3-1 con Naismith abierto en la derecha en lugar del belga y el croata Nikola Jelavic en punta. En este blog ya hemos hablado varias veces del sistema de salida del Everton: los toffees le tiran constantemente balones largos a Fellaini que, situado en la zona de 3/4 aprovecha sus 194 cm de altura y su gran técnica para bajarle balones a la segunda linea. Como mencionamos en la previa al partido, este recurso podía ser especialmente efectivo ante el Arsenal, ya que los dos mediocentros del conjunto gunner tienen en el juego aéreo una de sus mayores limitaciones. El único jugador capaz de disputarle un balón por alto a Fellaini era Per Mertesacker, así que Wenger tenía que decidir: si mandaba al alemán a marcar al belga, podía llegar a dificultar la salida toffee, pero el movimiento iba a causar un agujero en el medio de la defensa que el Everton se ha especializado en explotar esta campaña, Además, por muy grande que sea el jugador de la selección alemana, lo normal cuando saltas contra Marouane es que pierdas. Es por eso que el entrenador francés decidió optar por un recurso menos arriesgado y Mertesacker nunca perdió la posición. Fellaini campeó a sus anchas por el terreno de juego y el Everton, a pesar de verse rapidamente por debajo en el marcador, se hizo con el control del partido.

Lo del belga en el primer tiempo fue un recital. Sabiéndose totalmente superior a sus pares, el ex-Standard de Lieja se movió por los tres carriles creando superioridades y permitiéndole a sus compañeros recibir de cara. Bacary Sagna lo pasó especialmente mal. El lateral francés se tuvo que enfrentar al triángulo Baines-Pienaar-Fellaini que tantos reditos le ha dado a los de Goodison Park esta temporada. Fellaini caía a su banda, le ganaba el cabezazo y habilitaba a Pienaar que con tiempo y espacio encontraba a Baines en profundidad. Las situaciones se sucedieron y el empate no tardó en llegar.

Fellaini cae a la izquierda y le gana a Sagna. Pienaar recibe solo y de cara.

Mención aparte merece el trabajo defensivo desplegado por los toffees en la primera mitad. El Arsenal suele empezar sus jugadas con un doble pivote en la base, pero una vez que supera la fase de gestación, Wilshere da un paso hacia adelante y se forma un 1+2 en el medio con Arteta como mediocampista más retrasado. Moyes, sabiendo que sus defensores eran inferiores en talento a los atacantes gunners, ordenó un repliegue muy intensivo para evitar que Cazorla y compañía recibieran entre lineas. Una vez que el Arsenal superaba la presión inicial del Everton, el equipo local retrasaba sus lineas y se paraba en 4-4-1-1 con Fellaini un escalón por delante de los mediocampistas. El belga realizó un trabajo muy intensivo sobre Arteta, impidiendo en todo momento que filtrara un balón hacia los dos interiores y obligándolo a salir por los laterales. Walcott es mucho mejor atacando el espacio que recibiendo al pie y no tenía dónde correr. Ésto sumado al discreto partido de Ramsey hizo que el Arsenal generara muy poco peligro en los primeros 45 minutos. El plan de Moyes había funcionado al 100%.

3 contra 3 en el medio. Fellaini tapa a Arteta.

El movimiento de Wenger.

Wenger sabía que tenía que modificar algo y en el segundo tiempo acertó completamente. Ramsey centralizó su posición y pasó a la mediapunta. Su posición en el extremo izquierdo fue ocupada por Walcott y Sagna dio un paso adelante para que el equipo no perdiera amplitud. El movimiento creó un cuadrado en el mediocampo gunner, que hizo que Fellaini tuviera que enfrentarse a Arteta y a Wilshere. El 3v3 en el medio pasó a ser un 4v3 para el equipo londinense que pasó a dominar el partido a partir de esa superioridad numérica. Además, ya que el Everton replegaba tan profundamente, Vermaelen aprovechaba cada ocasión que tenía para sumarse al ataque y mejorar la circulación de su equipo. El Arsenal alargó sus posesiones y consiguió encerrar a los toffees en su propia mitad por grandes lapsos de tiempo.

Moyes, viendo que su equipo había perdido toda la superioridad mostrada en la primera mitad, dio entrada a Oviedo en el lugar de un decepcionante Naismith buscando imprimirle más velocidad a las contras de su equipo. El cambio no funcionó y el Everton no logró nunca salir con comodidad. Por suerte para ellos, el Arsenal no supo sacarle provecho a su superioridad y el partido terminó en un merecido empate para ambos conjuntos.

Wenger leyó a la perfección el plan de Moyes e igualó el encuentro.

Otro empate decepcionante para los toffees que ya suma siete en este torneo y comienzan a alejarse de los puestos de Champions League. Pese a esto, la labor de David Moyes es admirable. Su equipo es de lejos el que mejor sabe explotar sus virtudes en toda la Premier. El Everton conoce a la perfección sus principios de juego y lo demuestra en cada partido.Resulta inexplicable que tras diez años realizando una más que destacable labor en Goodison Park ningún club grande haya recurrido a los servicios del entrenador escocés. Ferguson ya declaró alguna vez que le encantaría que sea él el que lo suceda en el United. Desde aquí lo celebraríamos. Habrá que esperar.

Anuncios

3 pensamientos en “Everton-Arsenal: Las condiciones de Fellaini

  1. Esta pagina seria lo mejor si la actualizaran seguido 😦

  2. Hola Jorge,
    La verdad es que he estado muy ocupado ultimamente. Pronto habrá novedades, eso sí. En unos dias voy a comenzar un proyecto bastante interesante. Mantente atento.

  3. De verdad me gusta leer tus análisis. No hay muchas webs en que analicen las estrategias de los equipos ni sus virtudes en profundidad como aquí. Respecto a este análisis en específico, me sorprende la importancia que Fellaini ha cobrado en el juego del Everton, lo que se implica en el juego. Vengo siguiéndole desde hace tiempo y es uno de mis jugadores preferidos, y espero que pronto pueda competir en Champions League.
    Adios y suerte con el proyecto, y muy buena la web.

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s