LpaXI Delantero Centro: Robert Lewandowski

Lewandowski
“La figura del delantero centro está muerta” es una de las frases más escuchadas a la hora de analizar el fútbol moderno. Y si bien la posición sigue existiendo y mostrando grandes exponentes, es difícil negar que sus funciones han cambiado drásticamente en los últimos años. La evolución en los sistemas defensivos ha causado que tener a un jugador que se dedique exclusivamente a darle el toque final a las jugadas de su equipo termine siendo improductivo para el sistema. Hoy en día los ‘9’ tienen que bajar a 3/4 para tirar apoyos, caer a banda para generar espacios y asociarse con sus compañeros para crear ventajas. Ni siquiera Radamel Falcao, ampliamente considerado como el mejor delantero goleador del mundo, se libra de estas labores. La tendencia ha llegado al punto en que varios entrenadores han delegado la tarea de meter goles a su segunda linea. Karim Benzema, Luiz Adriano y Mirko Vucinic, por ejemplo, trabajan partido a partido para generar espacios en la defensa que los Ronaldo, Mkhitaryan o Marchisio puedan aprovechar. Y si bien nadie puede negar la inmensa calidad de estos delanteros modernos, su desacierto frente al gol suele causarle complicaciones a sus equipos.

Jürgen Klopp puede jactarse de no tener este problema. Robert Lewandowski es un 2×1. Baja, tira paredes, cae a banda y realiza el ‘trabajo sucio como pocos en el mundo, pero también cuenta con un instinto goleador digno de envidiar. El delantero polaco es, quizás, el ‘9’ más completo del mundo (no confundir con el mejor o el más diferencial) y sus actuaciones de esta temporada no han hecho más que demostrar que ya forma parte de la élite europea. Por ello, el ex-Lech Poznan es el último miembro de nuestro once ideal del 2012. Pasemos a analizar sus características.

LpaXI

Como mencionamos en el artículo dedicado al Borussia Dortmund, el conjunto alemán tiene poca calidad en la base de la jugada. La mayoría de sus mediocentros es incapaz de batir lineas mediante el pase y Gündogan es demasiado irregular como para entregarle el equipo. Para superar este problema, Klopp ha implementado una serie de recursos con los cuales los de Westfalen logran sacar el balón desde atrás con fluidez sin pasar por su doble pivote. Lewandowski juega un papel fundamental en cada una de ellas. Cuando Hummels no puede encontrar a uno de los laterales en profundidad, el delantero polaco tira un desmarque de apoyo hacia la zona de 3/4. El balón va entonces hacia él que lo retiene lo suficiente como para que Götze o Reus puedan desmarcarse y recibir de cara. Gracias al ‘9’, el conjunto alemán logra plantarse en los últimos 40 metros del campo, zona en la que se encuentran sus jugadores más diferenciales, con suma facilidad.

Esta capacidad de Lewandowski para retener el balón también es aprovechada por el Dortmund a la hora de salir en transición hacia adelante. Cuando el rival ha obligado a los alemanes a realizar un repliegue profundo, el polaco es el único que se queda arriba esperando el balón largo de la defensa tras recuperación. Cuando éste llega, Robert demuestra un portentoso juego a espaldas de la portería aguantando la posesión hasta la llegada de la segunda linea. Götze, Reus y compañía son peligrosísimos atacando al espacio y se asocian a una velocidad pasmosa. Lewandowski se ofrece como apoyo para tirar una pared y permitirles ganar la linea de fondo, luego ataca el área como pocos para rematar cualquier futuro centro. Una gran parte de los goles del BVB llegan así. Los de Westfalen cuentan con uno de los mejores contraataques de Europa.

Lewandowski Hannover Borussia Dortmund Bundesliga

Lewandowski recibe en transición y la aguanta. Los mediapuntas pican al espacio.

Ver al Dortmund en fase ofensiva también es un espectáculo. El 4-2-3-1 de Klopp incita a todos a realizar paredes para ir avanzando sobre el terreno de juego. Lewandowski entiende ésto a la perfección y se ofrece constantemente en apoyo para asociarse con sus compañeros. No es raro verlo caer constantemente hacia la banda derecha para permitirle a Piszczek progresar en su carril. El ex-Lech Poznan se siente cómodo en los tres carriles y se pasa los 90 minutos variando sus posición para generar superioridades en cada uno de ellos. Además, este constante movimiento suele arrastrar la marca de los centrales generando huecos en la defensa que Götze y Reus aprovechan a la perfección. Ambos tienen muchísimo gol y definen sin problemas cuando se encuentran mano a mano con el portero. Cosa que, gracias a Lewandowski, sucede muy seguido.

Como último recurso a destacar queda el poderío aéreo del delantero polaco. Cuando el mediocampo rival se antoja muy difícil de superar para el equipo alemán, los centrales suelen optar por lanzar balones largos en dirección hacia Lewandowski, que pese a su nada extraordinario 1,84 de estatura, gana por arriba y habilita a la segunda linea. De esta forma el BVB se ahorra arriesgar el balón en la salida y logra plantarse en fase ofensiva con bastante facilidad. Especialmente destacable fue la actuación del ‘9’ en el Santiago Bernabéu. Aprovechando la ausencia de Ramos en el carril central, Klopp le ordeno a sus dirigidos buscar constantemente a su delantero centro. Lewandowski, pese a medir menos que Varane, le ganó todos los duelos por arriba al francés y habilitó incontables veces a Reus que, llegando desde atrás, generó mucho peligro (el primer gol del Borussia es un claro ejemplo de este recurso). Los alemanes fueron superiores en los 90 minutos y terminaron llevándose un resultado que a la postre los haría ganar el grupo.

Fuerte por arriba, genial en la asociación, brillante en el remate. A Lewandowski quizás sólo le falte dominar mejor la ruptura para poder decir que cuenta con todos los recursos posibles de un delantero. Decíamos a la hora de analizar al Chelsea de Benítez que el fichaje del polaco hubiese arreglado gran parte de sus problemas del equipo blue. Finalmente el elegido por los de Abramovich fue Demba Ba y todo parece indicar que el polaco se va a quedar en Dortmund al menos hasta fin de temporada. Quizás no tengamos que esperar a verlo con otra camiseta para disfrutarlo en las instancias finales de la Champions. El Dortmund ya ha demostrado que está para grandes cosas y su afición está expectante. En el horizonte ya se vislumbra un brillante cruce con el Shakhtar Donetsk. Sinceramente, no podemos esperar. Ojalá el 13 de febrero llegue rápido.

Aparece en: Aprender a ser grandes
También se destacaron: Luis Suárez, Bafetimbi Gomis

Anuncios

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s