Tottenham-Manchester United: Ensayo general para el Bernabéu

Tottenham Manchester United Dempsey Carrick
Sir Alex Ferguson es el rey de la Premier League. Él creó el estilo y él lo domina mejor que nadie. Su actual equipo es un ejemplo perfecto para describir la liga. Flojo atrás y deficiente en la circulación, el Manchester United 2012-2013 no aspira nunca a dominar todos los aspectos del juego. Los red devils no tienen problema alguno de asumir riesgos y entrar en un golpe a golpe porque saben que su calidad diferencial arriba y su inigualable pegada hacen que muy pocos equipos puedan resistirles un duelo de igual a igual sin verse superados. Las estadísticas en ese aspecto no mienten: los de Old Trafford son apenas décimos en la liga en goles en contra permitidos. El control está lejos de ser uno de sus principios de juego.

Obviamente este modelo es insostenible en Europa, los equipos ingleses se enfrentan a oponentes que están mejor trabajados tácticamente y sufren las consecuencias. Este es un hecho que Ferguson siempre ha entendido a la perfección, sacando su lado más pragmático cada vez que le toca encarar eliminatorias directas de Champions. Con el doble enfrentamiento con el Madrid a escasas 3 semanas de distancia, el entrenador escocés aprovechó su visita a White Hart Lane para ensayar algunos recursos que seguramente serán cruciales a la hora de enfrentar a Ronaldo y compañía. El resultado fue un partido más táctico de lo que la Premier nos tiene acostumbrados. Pasemos a analizarlo.

Ferguson Manchester United Tottenham

Ferguson plantó a su equipo en ‘modo Champions’

El 4-2-3-1 habitual del United tiene un problema. Vidic y Ferdinand, lejos de su pico de forma, tienen miedo de que sus espaldas queden al descubierto por lo que tienden a recular demasiado. Esto crea un espacio bastante grande entre ellos dos y los mediocentros que facilita la labor del otro equipo en fase ofensiva. Como los centrales no salen, cualquier apoyo a la espalda de Carrick y Cleverley es efectivo, los mediapuntas reciben solos y con tiempo. Superar la primera linea de presión del United y plantarse en 3/4 es demasiado fácil. Suárez ya aprovechó ésto al máximo el fin de semana pasado y Özil podría decidir la eliminatoria si le brindan esa ventaja, por lo que no fue sorprendente que la primera medida de Ferguson tuviese como objetivo intentar arreglar ese problema.

Manchester United tottenham Hotspur Formation Formación El escocés paró a su equipo en un 4-3-3 asimétrico, prescindiendo de un extremo para sumar un efectivo extra (Jones) en la base de la jugada. El hecho de tener dos interiores por delante retrasó la posición de Carrick protegiendo a los centrales. Además, Ferguson planteó un repliegue intensivo en todo momento evitando así que los jugadores más diferenciales del Tottenham tuvieran espacio para correr. Al robar el balón, el United buscaba inmediatamente a Kagawa, que, haciendo lujo de su espectacular juego de espaldas, habilitaba a uno de los mediocampistas. Cleverley y Carrick recibían y buscaban los desmarques de ruptura de van Persie y Welbeck.  Repliegue y contra, el clásico plan de Ferguson en sus visitas de Champions, puesto a prueba en el norte de Londres.

El Tottenham fue superado claramente en los primeros 45 minutos. Dempsey, demasiado adelantado, se movió muy poco a las espaldas de Carrick, aislando a Parker y Dembele que se veían constantemente en inferioridad numérica ante el triángulo del United. Esto causó que los de Villas-Boas se vieran obligados a focalizar sus ataques en los carriles externos sin obtener verdaderos resultados. Kagawa realizó un trabajo fantástico en el repliegue, basculando siempre hacia las dos bandas para crear un 3v2 y obligar al Tottenham a reiniciar la jugada. La cara de desesperación de Bale reflejaba las circunstancias del partido. El crack galés no tenía hacia donde correr y Naughton, diestro, lo ayudaba poco a intentar superar el achique lateral de su rival. Los Spurs apenas fabricaron ocasiones de gol y, en una contra, el United demostró una vez más que en cuanto a pegada, no hay equipo que se le compare. Una ocasión y un gol para Robin van Persie que ponía una vez más a los red devils por delante en un en un escenario complicado. Se habla poco del holandés, en este momento no hay 5 jugadores en el mundo más determinantes que él.

Bale Tottenham Manchester United Assou-Ekotto Parker

Bale se centra, Parker sube, Assou-Ekotto se abre. El tottenham mejora.

Villas-Boas sabía que tenía que modificar cosas si no quería ser arrollado y volvió a dar muestras de su innegable talento realizando unas cuantas modificaciones que le cambiaron la cara al encuentro. Dempsey retrasó su posición y empezó a recibir balones a la espalda de Carrick. Obviamente, Vidic y Ferdinand no siguieron sus movimientos por lo que el Tottenham logró girar al mediocampo del United y alcanzó zonas más profundas con más facilidad. Además, Bale abandonó la banda y pasó a ocupar el carril central. El 3v2 de la primera mitad, se convirtió en un 3v4 y Parker pudo subir unos metros y explotar su gran calidad en el pase. El Tottenham tenía el balón con más calidad y más arriba y las ocasiones no tardaron en llegar. De Gea se vio obligado a entrar en escena con dos estupendas paradas.

Todo el acierto que había mostrado Ferguson en el planteamiento inicial no se vio reflejado en sus cambios. La entrada de Rooney en el lugar de Kagawa ldebilitó el repliegue de los visitantes. El crack inglés, falto de ritmo, no achicaba hacia los lados como el japonés, por lo que el Tottenham empezó a generar ventajas también en las bandas.  Villas-Boas reconoció el error inmediatamente y dio entrada a Assou-Ekotto en el lugar de Kyle Naughton. El camerunés, al ser zurdo, reactivó la banda izquierda que con el movimiento de Bale había quedado vacía. Los centrales locales se crecieron anulando cualquier intento de contra del United y Demspey terminó decretando un más que merecido empate al minuto 91.

Dempsey Tottenham Manchester United

El desplome del United en la segunda mitad probablemente no haya dejado demasiado contento a Ferguson con vistas al enfrentamiento con el Madrid. Pese a ello, no sería raro que el escocés insista con el 4-3-3 en las jornadas siguientes. Plantarse con el esquema habitual en el Bernabéu sería suicida y es que el equipo de Mourinho cuenta con varios jugadores que tienen en el apoyo en zonas intermedias su mejor virtud. Como interrogante queda saber el lugar que ocupará Rooney el 13 de febrero. Ayer quedó demostrado que sin Kagawa el United se resiente, pero prescindir de los extremos dejaría al United huérfano de ruptura en la contra. Ese es tan sólo uno de los detalles que decidirá una eliminatoria apasionante. Ferguson tiene trabajo por hacer.

Anuncios

5 pensamientos en “Tottenham-Manchester United: Ensayo general para el Bernabéu

  1. Como siempre excelente análisis y muy buena columna, un placer leer esta pagina

  2. Fantastico analisis del partido, esto de verdad es saber del futbol, no como la porqueria que publican la mayoria (si es que todas) de las web deportivas, me agrada leer articulos como estos. felicitaciones y aojala que publiques mas seguido, saldos Dios te bendiga

  3. Ya lo había leido, pero no había comentado. Muy buen análisis, pero quisiera saber cuando vas a continuar con este proyecto, es que antes publicabas más seguido.

  4. ¡Pronto! Estoy en periodo de exámenes y el jueves doy el último, así que yo creo que a más tardar el lunes 25 va a haber una nueva entrada. Un saludo.

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s