Apuntes del fin de semana: Los problemas del 4-4-2

Primero que nada quiero agradecer por la paciencia que han tenido en este último mes sin entradas. Como la mayoría de ustedes sabe, estaba en plena época de exámenes en la universidad y no tenía tiempo para hacer otra cosa más que estudiar. Ahora estoy en vacaciones y por consiguiente planeo publicar artículos con mucha más frecuencia. Por lo menos ese es el plan. Como parte de esto hoy inauguro una nueva sección en la que mediante textos más cortos intentaré resumir lo más destacable del fin de semana. El objetivo no es analizar partidos en su totalidad, sino detalles que se hayan destacado especialmente. La actuación de un jugador, el recurso de un entrenador ante algún problema, etc. Sin más que decir, comenzamos.

1. Inter-Milan: Stramaccioni reacciona

Inter Milan Nagatomo El Shaarawy

En uno de los muchos brillantes capítulos de “The Italian Job” (Gianluca Vialli, 2006), Jose Mourinho explica que uno de los principales motivos de su éxito en Inglaterra fue introducir la figura de un mediocampista retrasado con Claude Makelele. El fútbol inglés, siempre reacio al cambio, había quedado estancado en la figura del 4-4-2. La gran mayoría de los entrenadores de la Premier lo usaban y no se planteaban variación alguna. “Si yo tengo un triángulo en el mediocampo, Makelele atrás y dos justo enfrente, siempre voy a tener una ventaja jugando contra un 4-4-2 puro, donde los dos mediocampistas centrales están lado a lado”, explica Mourinho. “Un 4-4-2 sólo te brinda ventajas naturales jugando contra otro 4-4-2. Contra cualquier otro esquema, no hay nada que el 4-4-2 pueda hacer para evitar que pasen cosas.”

Si bien algunos equipos han alcanzado cierto éxito utilizando este esquema en los últimos años (el Levante de JIM, como ejemplo más claro), lo que es innegable es que el 4-4-2 es el sistema que más esfuerzo le pide a cada jugador. La constante desventaja numérica en el medio campo, exige que un punta trabaje más de lo normal a la hora de perder el balón y el no contar con la ayuda de un interior en la banda, hace que lateral y volante externo no se puedan distraer ni un segundo. Ayer, estas ‘desventajas naturales’ casi provocan que el Inter de Stramaccioni se fuera al descanso con un claro resultado en contra. Por suerte para la afición interista, el joven entrenador rectificó en la segunda mitad.

Stramaccioni

El Milan edificó su dominio en el primer tiempo sobre dos ventajas básicas. Por un lado, la ya mencionada superioridad numérica en la mitad de la cancha que le otorgaba su 4-3-3 base, le permitía presionar arriba con mucha facilidad. Nocerino y Muntari se lanzaban sobre Cambiasso y Gargano con Montolivo cubriéndoles las espaldas ante cualquier posible salida interista. El brutal despliegue físico de los dos interiores milanistas combinado con una muy mala actuación de los dos mediocampistas locales, le permitía al equipo de Allegri robar arriba constantemente. Esto sumado a que el 4-4-2 carece por principio de un hombre entre lineas, le brindaba al Milan espacio y tiempo para pensar una vez recuperada la pelota. Boateng recibía en 3/4 y filtraba balones constantemente a la espalda de los defensas rivales. Dominio claro.

El segundo aspecto clave en la primera mitad fue la posición de Nagatomo, lateral derecho en el esquema de Stramaccioni. El japonés, temeroso por las famosas diagonales hacia adentro de El Shaarawy y el tiempo con el que contaban los mediocampistas milanistas para encontrarlas, cerró demasiado su posición hasta parecer por momentos un tercer central al lado de Juan y Ranocchia. Este movimiento dejaba a Guarín constantemente solo frente a De Sciglio, que aprovechó la situación al máximo llegando a la linea de fondo una infinidad de veces y sembrar el terror en la defensa interista. Gran actuación del lateral italiano que volvió a confirmar su innegable talento. Sus continuas incorporaciones al ataque ataron a Guarín que no pudo sumarse al ataque ni una sola vez, perjudicando profundamente la transición ofensiva de su equipo. El Inter no podía salir y perdía constantemente balones en zonas peligrosas. El Shaarawy adelanto a los rosseneriy Balotelli tuvo dos ocasiones claras para sentenciar el encuentro, pero un brillante Handanovic mantuvo a su equipo con vida.

Nagatomo El Shaarawy De Sciglio Milan Inter

Boateng recibe entre lineas. Nagatomo se cierra sobre El Shaarawy. De Sciglio libre.

Stramaccioni tenía que cambiar algo si no quería ser arrollado y lo hizo. Zanetti y Nagatomo cambiaron de banda con resultados inmediatos. El veterano capitán interista realizo un muchísimo mejor trabajo controlando a El Shaarawy, De Sciglio dejó de dominar su carril y el Inter pudo defender con más tranquilidad. Además, mediada la segunda mitad, Schellotto ingresó por un desacertado Cambiasso y Guarín paso al carril central, nivelando el duelo físico con respecto a Muntari y Nocerino. El Milan comenzó a padecer las consecuencias del brutal despliegue físico y mental realizado entre semana y dejó de presionar tan arriba. Gracias a ello, el Inter pudo encadenar ataques posicionales con mayor asiduidad y en uno de ellos Schellotto le ganó la espalda a De Sciglio y empató el partido.

Resultado agridulce para el equipo de Allegri que seguramente se lamenta por no haber sentenciado el partido en la primera mitad. Por otra parte, hay que destacar que pocos pensaban que a esta altura del año iban a estar metidos en la pelea por un puesto en Europa. Un dato lo dice todo: cuando terminó el anterior Derby della Madonnina, el Milan estaba a 13 puntos de su gran rival, hoy están uno por encima y en la Champions League tienen contra las cuerdas a uno de los mejores equipos del mundo. El destino le sonríe al club rossonero. Desde aquí nos alegramos, el brillante trabajo de su entrenador lo merece.

2. Bayern Múnich-Werder Bremen: El mejor equipo de Europa

Bayern Werder BremenLa ida de los octavos de final de la Champions League y los negativos resultados cosechados por Real Madrid y Barcelona, han dejado claro que a día de hoy, el Baern Múnich es el conjunto a vencer en Europa. El sábado lo volvieron a demostrar ante un muy tímido Werder Bremen que optó por sobrecargar el carril central y salir con rápidas contras. La inclusión de Robben y su a veces desesperante tendencia a irse al centro en la alineación inicial local hacía pensar que la idea de Schaaf no era tan mala, pero dejarle el carril libre a Lahm es un riesgo que, ante el brutal nivel del lateral alemán esta temporada, nadie se puede permitir. El ’21’ llegó a la linea de fondo una infinidad de veces hasta que en el 24’ uno de sus centros fue rematado por Robben para el 1-0. A partir de ahí todo fue un paseo. Javi Martínez y Luiz Gustavo, ambos de excelsa actuación se hacieron con todas las segundas jugadas y abortaron cualquier intento de salida de su contrincante. 6-1 final. Tiembla Europa.

3. Manchester City-Chelsea: La nueva flexibilidad del City

Manchester City Chelsea Yaya Silva Touré

Cambió Mancini lo que venía probando hasta ahora y, por lo visto en la primera mitad, lo hizo con mucho acierto. 4-2-3-1 muy flexible con James Milner alternando entre interior y extremo según lo que pedía cada jugada. Yaya pasó a la linea de mediapuntas y gozó de una libertad pocas veces vista, moviéndose por los tres carriles al igual que Silva. Cuando perdía la pelota, el City replegaba en un 4-4-2 con el marfileño abierto a la izquierda y Milner en la derecha. Juego muy fluido con muchas permutas que desorientó completamente a un Chelsea muy pobre. Sólo la brillante actuación de Gary Cahill (una más) y el flojo estado de forma de Sergio Agüero evitaron que los sky blues se fueran al descanso por delante en el marcador. Habrá que ver si Mancini insiste en esta idea.

4. Swansea City- Bradford City: El crecimiento de Michu

Michu Bradford Swansea FinalEn los primeros compases del partido, las dos lineas de 4 muy juntas y retrasadas del equipo de la League Two parecieron plantearle un problema al ataque posicional del Swansea. Los de Laudrup sobrecargaban la zona derecha, pero no causaban verdadero peligro. Así transcurrieron los primero 15 minutos, hasta que en una contra muy mal realizada por parte del Bradford, los de Phil Parkinson perdieron el balón en plena transición hacia arriba. El Swansea se encontró entonces con todos los espacios que hasta el momento su contrincante había logrado negarle y se puso por delante con un gol de Michu. Es necesario destacar el crecimiento del ex-Rayo Vallecano desde su llegada a Inglaterra en junio del año pasado. De ser un jugador que se destacaba principalmente por sus llegadas desde segunda linea, el ‘9’, ha pasado a ser un delantero centro que tira apoyos constantemente y con mucho acierto para implicarse en la gestación de juego de su equipo. Además, se mueve en el área como pocos. Si su evolución continua, sus días en el sur de Gales están contados.

Anuncios

2 pensamientos en “Apuntes del fin de semana: Los problemas del 4-4-2

  1. Pingback: Los 3 bastiones del Etihad | De Wembley a Old Trafford

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s