Manchester United-Real Madrid: Ronaldo conquista Old Trafford

CoverEsta noche el mundo se paralizará 90 minutos. Manchester United y Real Madrid se cruzarán en lo que probablemente sea el partido más esperado en lo que va de la  temporada. En una Champions League tan igualada como esta, decir que el ganador del cruce dará un paso gigante hacia Wembley se antoja un poco atrevido. Como hace mucho tiempo no pasaba, el nivel entre los equipos sobrevivientes es muy parejo y cualquiera puede eliminar a cualquiera. Eso sí, superar semejante desafío significaría una importante inyección de moral tanto para merengues como para red devils. La mayoría de las claves del partido ya fueron mencionadas en la previa de la ida, por lo que repetirlas sería redundante. Además, la magnitud del partido asegura una gran cantidad de análisis en las diferentes webs a las que siempre hacemos referencia. Por ello, hemos decidido desmarcarnos un poco del resto, retroceder 10 años en el tiempo y recordar el último enfrentamiento entre los dos equipos.

23 de abril de 2003. Vuelta de los cuartos de final de la UEFA Champions League. Old Trafford. En el partido de ida, Raúl había destrozado a la defensa mancuniana en lo que lastimosamente terminaría siendo su último partido grande en la élite. Pese a ello, la afición del United no pensaba bajar los brazos y desde el pitido inicial dejaron en claro que creían en la remontada. Esto, sumado a la disputa entre David Beckham, la gran estrella del equipo, y Ferguson en los días previos al partido y los crecientes rumores del posible fichaje del Spice Boy por el Real Madrid, le habían dado al encuentro un carácter especial. En Old Trafford se respiraba el ambiente de las grandes noches europeas y el partido no decepcionó ni un ápice. Hoy lo analizamos.

Old TraffordManchester United Real MadridFerguson paró a su equipo en un 4-2-3-1 con van Nistelrooy como punta de lanza y Solksjaer y Giggs ocupando las bandas. Desde el primer minuto se pudo observar que el plan del escocés era el más habitual cuando un equipo le tiene que dar la vuelta a un resultado en casa: presionar arriba, robar rápido, intimidar al rival y encender al público. Van Nistelrooy realizó el disparo a puerta tempranero que toda remontada necesita y por momentos pareció que los red devils se llevaban por delante a sus rivales. Nada más lejos de la realidad. Zidane, McManaman y Guti tiraron de técnica y talento para mediante brillantes combinaciones superar la presión del United y conectar con los de arriba. Hay pocas cosas más desagradables en el fútbol que tener que correr hacia atrás constantemente, así que los de Ferguson comenzaron a dudar. El plan no estaba dando resultado.

A esto se le sumó la total inoperancia de Juan Sebastián Verón en la mediapunta. Acostumbrado a jugar siempre por detrás de la linea del balón, la brujita sufrió muchísimo para ofrecer lineas de pase por detrás del doble pivote madridista y nunca pudo encontrar un espacio libre que le otorgara el tiempo necesario para aprovechar su excelso golpeo de balón. Este problema le restaba peligro a los ataques del United que veía cómo en vez de intimidar a su rival, lo que hacía era meterlo cada vez más en el partido. Además, el hecho de que Verón jugara en una posición tan adelantada dejaba a los red devils con van Nistelrooy como única presencia rematadora en el área. El ex-Lazio no representaba ningún peligro para el Madrid. Resultaba ridículo verlo disputar balones por alto con Hierro o intentar rematar centros desde los costados. No fue casualidad entonces que el primer gol madridista surgiera después de un despeje a un centro de Giggs. El Madrid salió a la contra y Guti encontró a Ronaldo desmarcándose hacia el frente. El brasileño, MVP del partido, no dudó dos veces y clavo el balón en las redes de Barthez. 0-1 para el Madrid y anti-climax total en Old Trafford. Ferguson tenía que hacer algo.

Manchester United Real Madrid

Verón aislado en la mediapunta.

El escocés no esperó al medio tiempo para cambiar la estructura de su equipo. Debido a los problemas de Verón, Giggs pasó al carril central con el objetivo de apoyar al argentino entre lineas. Además, el United comenzó a tirar balones largos hacia van Nilstelrooy. El holandés, de notable partido, superó a Hierro y Helguera en todos los duelos aéreos consiguiendo que su equipo ganase metros con cada pelotazo. Además, el nuevo rol de Giggs hizo que la superioridad numérica del United en el centro del campo fuese aún más grande y ni siquiera el brutal despliegue físico de Steve McManaman pudo evitar que los locales aplastaran al Madrid contra su propio campo. El rol asignado por Del Bosque al ‘8’ madridista es digno de mención. Para liberar a Zidane, en la fase defensiva el ex-Liverpool se posicionaba a la misma altura que Guti y Makelele formando un ‘trivote’ en el centro del campo. Cuando el Madrid recuperaba el balón, el inglés se disparaba a ocupar la posición de extremo izquierdo colaborando en el contragolpe. Este movimiento logró anular a Verón, Butt y Keane en la primera fase del partido, pero con Giggs ocupando la misma zona, el desequilibrio pasó a ser inevitable. Las ocasiones del United se sucedieron y sobre el minuto 41, Giggs filtró un balón hacia Solksjaer. El noruego ganó la linea de fondo y tiró un centro de la muerte hacia van Nistelrooy que esperaba totalmente solo en el área chica. 1-1 y nuevas esperanzas para el publico local.

Manchester United Real MadridA pesar de que su equipo estaba siendo claramente inferior, Del Bosque no modificó su esquema en el segundo tiempo y el Manchester United siguió merodeando el área de Casillas. Sin embargo, los visitantes iban a lograr ponerse en ventaja otra vez. Los entrenadores siempre insisten en que cualquier ventaja táctica puede ser destrozada en cualquier momento con talento y el segundo gol del Madrid fue una prueba clara de ello. Intentar describirlo detalladamente con palabras no tendría sentido. Sucesión de movimientos brillantes de Zidane, Figo, Roberto Carlos y Ronaldo que acabó con el ‘11’ empujando el balón a puerta vacía. Quien pueda volver a verlo que lo haga. Sin duda una de las mejores jugadas en la historia de los galácticos.

El segundo gol como visitante del Madrid obligaba al United a anotar 4 para clasificarse a semifinales y pese a que el empate llegó pronto, el tercer gol de Ronaldo en su tercer tiro al arco finiquitó por completo las esperanzas de los aficionados locales. Pese a no merecerlo del todo, el Madrid había cerrado la eliminatoria con media hora por jugarse. Ventajas de tener al mejor delantero centro de la historia en tus filas. La remontada se antojaba imposible, pero el United tiró de orgullo para seguir atacando. Ferguson dio entrada a Beckham en lugar de Verón y dos goles del futuro ’23’ madridista terminaron dándole una estéril victoria al equipo local. Cuando el árbitro pitó el final de los 90 minutos todos sabían que habían asistido a un partido memorable en la historia de la Champions League. Igual, el momento más especial de la noche había ocurrido 25 minutos antes. Del Bosque retiró a Ronaldo del terreno de juego y todo Old Trafford se paró a aplaudir al hombre que, casi por si solo, había acabado con las esperanzas de su equipo. Desde entonces no se recuerda algo igual. Ahora el estadio tendrá que sobrevivir a la visita de un hijo pródigo que atraviesa un estado de forma alcanzado por muy pocos en la larga historia de este deporte. ¿Se repetirá la misma escena? Esta noche lo sabremos.

Manchester United Real Madrid

Anuncios

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s