Real Sociedad-Valencia: La disputa por Europa

Real Sociedad Valencia
Horarios inhumanos, entradas carísimas. Es difícil encontrar una liga en Europa que traté peor a sus aficionados que la liga española. Si a esto le sumamos los diversos problemas económicos de varios de sus equipos, resulta sorprendente comprobar cómo año tras año el país ibérico sigue generando un producto de calidad. La respuesta es simple: ninguna liga cuenta con talento en los banquillos siquiera comparable al que tiene la Liga BBVA. Simeone, Valverde, Emery y un larguísimo etcétera de grandísimos entrenadores se encargan de inyectarle calidad a cada partido.

Con la carrera por el título ya definida, la atención en estas últimas fechas se centra en la pelea por el cuarto lugar y la consiguiente clasificación a la Champions del próximo año. Málaga, Valencia, Real Sociedad y Betis tienen equipos más que interesantes que sin duda podrían competir muy dignamente en la siguiente edición del torneo más importante del mundo. Ayer en San Sebastián, chés y Txuri-urdin se batieron en lo que los dos técnicos se encargaron de definir como el partido del año. El resultado fue un encuentro interesantísimo que dejó varios detalles que pasaremos a analizar el día de hoy. La liga española, pese a todas sus dificultades, está más viva que nunca.

Real Sociedad Valencia

Montanier ha montado un auténtico equipazo.

Real Sociedad Valencia Valverde paró a su equipo en su tradicional 4-2-3-1 con Banega como único mediapunta por detrás de Soldado y durante el comienzo del encuentro, el dominio fue puramente suyo. El Valencia llevó a cabo una presión alta que le causó muchos problemas a la salida de balón de la Real. Jonas y Feghlouli se pegaban a los laterales locales dificultando su recepción y Banega trabajaba sobre Illarramendi siguiéndolo por todo el campo. Markel e Iñigo Martínez recibían de su portero y veían que todas sus habituales opciones de salida estaban tapadas. Además, Soldado presionaba constantemente a los centrales restándoles tiempo para encontrar una solución. La Real se veía obligada a rifar balones para arriba, perdiendo el control del partido.

Con la posesión del balón asegurada, Ever Banega se erigió como la principal figura del encuentro. El argentino tuvo una de esas actuaciones que hacen que hacen de su irregularidad algo realmente doloroso para el espectador neutral. Cuando el ex-Boca está inspirado, es prácticamente indefendible. Ever recibía el balón cerca al circulo central y mediante conducciones empujaba a la Real Sociedad hacia atrás, permitiéndole a sus compañeros juntarse arriba y plantando a su equipo en 3/4. El nivel de algunas acciones fue tal, que por momentos recordó al Riquelme de las primeras Libertadores con Boca. No importaba cuántos hombres iban a por él, Banega siempre salía victorioso.

Pero el recital de Ever no se limitó a esa acción. Cuando la ocasión lo permitía, el ’10’ filtraba balones a la espalda del doble pivote donostiarra. Jonás, que se mueve como pocos en esa zona, fue el principal beneficiado de esos pases. La tendencia de Banega a ocupar la base de la jugada, obliga a Valverde a pedirle a uno de sus extremos que abandone constantemente la banda y se vaya al carril central para conectar el mediocampo y el ataque. El brasileño entiende ese rol a la perfección y se ha convertido en uno de los jugadores más importantes del equipo. Su actuación fue más que  destacable, causando constantes problemas sobre la defensa rival. Tanto dominio valencianista tenía que verse recompensado. Sobre el minuto 25, Soldado remató un centro de Cissokho y puso por delante a su equipo. La decepción en Anoeta era tremenda.

Real Sociedad Valencia

Agirretxe comenzó a ganar los apoyos y la Real pudo salir.

El gol del delantero español terminó siendo un golpe de atención a la Real Sociedad que mejoró inmediatamente su juego. La presión del Valencia no estaba siendo tan intensa como para cortocircuitar de semejante manera a un equipo de tanta calidad. Poco a poco los locales fueron encontrando soluciones de la mano de un sublime Imanol Agirretxe. El nacido en Usurbil comenzó a tirar apoyos larguísimos que el sistema defensivo valencianista nunca pudo leer. El ‘9’ se anticipaba a los mediocampistas y descargaba con mucho acierto hacia la banda buscando un extremo, o hacia atrás habilitando a un mediocentro. Sus compañeros recibían con tiempo y con todo el campo de frente, mientras el Valencia intentaba recuperar metros desesperadamente. Su presión había dejado de dar resultados. Tan sólo 8 minutos después del gol de Soldado, Iñigo Martínez decretaba el empate. El central hace tiempo que viene mereciendo un llamado a la selección. Enorme temporada la suya.

Real Sociedad Valencia

Cissokho cuenta con una constante ventaja posicional que no aprovecha nunca.

Tras el descanso y con un valioso empate en la mano, Montanier ordenó un repliegue más bajo, intentando cerrar espacios para salir rápidamente al contragolpe. Esta medida desnudo el deficiente ataque posicional del Valencia, que se vio incapaz de generar ocasiones contra la portería de Bravo. El sistema de Valverde tiene un problema de base que ya mencionamos aquí alguna vez. Cuando Jonas centra su posición, arrastra consigo al lateral rival, dejando a Cissokho en un constante 1v1 contra el extremo derecho del otro equipo. El problema del conjunto ché es que el ex-Lyon es muy limitado a la hora de irse al ataque, por lo que apenas aprovecha esta constante ventaja. Valverde, consciente del problema, en el principio de su gestión probó numerosas veces a Andres Guardado como lateral izquierdo. La medida fue insuficiente porque Jonas, al no ser un extremo de formación, tiende a desconectarse en fase defensiva. Por ello, la única forma de mantenerlo en esa posición es poniéndole un hombre atrás que le cubra las espaldas. Para disgusto del ex-entrenador del Olympiacos, ocupar la banda con el mexicano y el brasileño demostró ser demasiado arriesgado. Que le pregunten a Lucas Moura.

Real Sociedad Valencia

Agirretxe terminó de sentenciar el encuentro.

El escenario era propicio para que la Real Sociedad sentenciara el partido a la contra. Así fue y de qué manera. Tras despejar una falta en la frontal de su área, Agirretxe y Chori Castro combinaron de una forma espectacular para encender a la grada. Cuatro toques bastaron para que el uruguayo se plantara en el área contraria y encarara solo a Diego Alves. 2-1 y partido sentenciado. El nivel de precisión y confianza desplegados en la jugada, impropios de jugadores de esa calidad, demuestra que el equipo de Montanier ha llegado en su mejor momento de forma al final de la temporada. La victoria lo sitúa a las puertas de un premio que pocos se hubieran planteado a principios del curso. Que nadie diga que no lo merecen, son un auténtico equipazo. Habrá que dedicarles un buen análisis uno de estos días.

Anuncios

2 pensamientos en “Real Sociedad-Valencia: La disputa por Europa

  1. Antes que nada, encantado de encontrar artículos de este tipo, profundizando sobre el juego. Está currado.

    Estoy totalmente de acuerdo en ese análisis que haces de la primera media hora. Clave esa presión agresiva y luego la superioridad por dentro. Tremendo Banega y me gusta que destaques las recepciones entrelíneas de Jonas, al que muchas veces el aficionado tilda de “sus goles y au”, recibe y se orienta/perfila en esa zona con una fluidez tremenda; no es espectacular, pero muy efectivo, bate líneas al recibir pase vertical, mientras otro la perdería o retrasaría.
    Una pregunta te quería hacer en el tema del juego interior, ¿no echaste de menos más jugadas desde la banda de Feghouli? Por una parte ayudó quizás a esa superioridad por dentro, pero por otra, un poco embudo al estar siempre por el medio…

    A partir de ese min. 30 mejoró la Real, efectivamente con Aguirretxe, pero creo que fue también importante el adelantar a Illarra y Mikel, para ganar esos rechaces o dejadas y presionar.

    Ya tras el descanso, no estoy tan de acuerdo. Teniendo un punto de previsibilidad el ataque posicinal del Valencia, creo que mantuvo la pelota mucho, no dejando a la Real hacer contras, y recuerdo generar alguna llegada peligrosa (aquel pase al espacio de Parejo en banda diestra dejando al de banda para hacer el virtual pase de la muerte, algunos “casis” de pases filtrados que podrían dejar al delantero solo, no sé…no lo vi tan mal. Bien es cierto que ya digo, le falto un poquito, para mí ese Feghouli que debía abrirse en banda.
    Y la contra de la Real en el 2:1 es prácticamente la única ocasión quitando aquella del Chory el primer tiempo. Y fue genial, la verdad.

    En fin, que muy bien por hacer estos análisis 🙂 y un saludo de otro friki del fútbol.

  2. Primero que nada, perdón por contestar tan tarde. Con todo lo generado por la Champions se me olvidó completamente.

    En los partidos que le he visto al Valencia esta temporada, normalmente sólo uno de los extremos se mete hacia dentro para compensar el movimiento de Banega. Tienes razón en apuntar que contra la Real Feghouli sí tuvo una tendencia más interior que de costumbre. Supongo que la intención de Valverde era sobrecargar el doble pivote donostiarra y creo que lo logró durante gran parte del encuentro. La sensación de embudo se debió también al pobre partido de Joao Pereira, que es un lateral que a mi me encanta (vaya linea de 4 tiene Portugal, tremenda), pero que jugó bastante mal. Ahí sí eché en falta algún ajuste de Valverde.

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s