Apuntes de las eliminatorias: Di María, Pizarro y el Hernando Siles

Argentina Colombia 1. Argentina-Colombia: El carril de Rojo

Se enfrentaban las dos mejores selecciones de estas eliminatorias y la expectativa en el Monumental era máxima. Pese a la baja de Messi, las impresionante plantillas de Argentina y Colombia hacían presagiar un gran encuentro y durante los primeros 20 minutos, el partido cumplió con lo esperado. Sabella suplió la ausencia de su máxima estrella con la entrada de Walter Montillo y mantuvo su asimétrico 4-3-3 con Mascherano, Biglia y Di María en el centro del campo. El hecho de contar con 3 jugadores que se desentienden totalmente del trabajo defensivo de su equipo, obliga al jugador del Real Madrid a marcarse auténticas maratones cada partido para dotar a su selección de un nivel defensivo aceptable. Probablemente no haya un jugador en el mundo más indicado que el ex-Rosario Central para realizar esta labor, pero pese a ello Argentina sigue concediendo algunas ventajas cuando defiende.

Di María no puede ocupar dos carriles al mismo tiempo, por lo que Rojo queda constantemente expuesto a un 2×1 del rival.  El hecho de que tanto Farfán como Isla hayan firmado sus mejores actuaciones en estas eliminatorias contra el conjunto albiceleste no es ninguna coincidencia y ayer le tocó a Camilo Zuñiga lucirse desde su posición de lateral derecho. El jugador del Napoli desbordó a su par continuamente y le dejó un gol servido a Falcao que el nuevo delantero del Mónaco falló inexplicablemente cabeceando desviado solo frente a Romero. Del otro lado, Di María recibía constantemente a las espaldas de Carlos Sánchez que volvió a demostrar que es un jugador insuficiente para esta nueva Colombia de Pekerman. Todas las situaciones de Argentina surgieron a partir de su pésimo posicionamiento y sólo la gran actuación de Ospina evitó que los locales se adelantaran en el primer cuarto de hora.

Argentina Colombia

Di María ayuda en el costado contrario. Montillo se desentiende. Rojo queda 1 contra 1.

Luego pasó lo que todos conocemos. En una insólita decisión el árbitro decidió expulsar a Zapata e Higuaín en un cruce que fácilmente podía haber sido resuelto con una amarilla para cada uno. Con 10 jugadores por lado, el encuentro sufrió una dramática perdida de nivel y se llenó de imprecisiones. La entrada de Messi asustó a Colombia que retrasó sus lineas y Argentina se acercó más al arco rival. De hecho, debió ponerse por delante gracias a una gran jugada anulada inexplicablemente por el juez de linea por presunto fuera de juego. 0-0 final y paso atrás para ambas selecciones que ven cortada su brutal evolución de los últimos meses. Habiendo prácticamente asegurado su presencia en el próximo mundial, es muy importante que ambas retomen el rumbo. Brasil está a la vuelta de la esquina.

 2. Bolivia-Venezuela: La cancha del Hernando Siles

Hernando Siles

Azkargorta firmó su mejor planteamiento desde su retorno a la dirección técnica y paró a su equipo en un 3-4-1-2 con Rudy Cardozo como enganche detrás de los dos puntas. Tener dos hombres abiertos le garantizaban a Bolivia una salida de balón fluida. Chávez y Arce se encargaban de darle amplitud al equipo y recibían libres en las bandas haciendo la pausa necesaria para que su equipo lograra juntarse arriba. Cuando esto no funcionaba, Bolivia optaba por un balón largo hacia Martins que intentaba descargar con Cardozo. Ambos mecanismos fueron bastante efectivos, los locales salían siempre y se intalaban en 3/4 con suma facilidad. Del otro lado, Venezuela optó por cederle el balón a su rival e intentar hacer daño a la contra. Estrategia ya típica de los equipos que visitan la altura. Previendo esto, Azkargorta insistió con la idea de jugar con tres centrales para estar protegido ante cualquier perdida adelante. La jugada le salió bien, Venezuela nunca logró crear verdadero peligro a la contra.

De la mano de un gran Chumacero, Bolivia se hizo con el control del partido pero volvió a sufrir las condiciones de su propio campo. El terreno de juego del Hernando Siles es indigno para la práctica del deporte profesional. Resultaría difícil encontrar una cancha en tan mal estado en las categorías más bajas del fútbol europeo. Esto hace que la circulación del balón se haga muy pesada y reduce drásticamente el ritmo de juego. El principal perjudicado es el equipo que tiene el balón la mayor cantidad de tiempo ya que descolocar a la defensa contraria se hace mucho más difícil. Como los rivales se cierran atrás, a Bolivia le cuesta muchísimo generar ocasiones de gol. No fue ninguna coincidencia que los dos goles del partido surgieran a partir de acciones a balón parado. Si Bolivia quiere que su fútbol evolucione, el primer paso tiene que ser mejorar las condiciones de su estadio. De otra forma, repetir lo conseguido hace 19 años y clasificarse a un mundial se hará prácticamente imposible.

 3. Perú-Ecuador: Pizarro y Guerrero merecen un mundial

Pizarro

Por primera vez en muchísimo tiempo, Markarian pudo contar con los cuatro fantásticos y no dudó ni un momento en ponerlos: 4-4-2 con Farfán y Vargas abiertos y Pizarro y Guerrero en punta. Perú empezó el partido con una intensidad propia de quien está al borde de la eliminación y se llevó por delante a Ecuador en los primeros minutos. El golazo de Pizarro encendió Lima, pero poco a poco el maravilloso conjunto que dirige Reinaldo Rueda empezó a demostrar su calidad. Valencia comenzó a meterse en el carril centra, generando superioridad numérica en la zona y haciéndose con el control del encuentro. Reasco aprovechó con mucho acierto el espacio generado por ese movimiento y llegó varias veces a linea de fondo. Además, la enorme movilidad de los dos delanteros ecuatorianos comenzó a crearle grandes problemas a los defensas locales. Rojas caía a banda y Chucho Benítez pisaba el medio campo, despejando la zona para las incursiones de un gran Jefferson Montero. Las ocasiones de Ecuador fueron llegando, pero se toparon una y otra vez con un fantástico Raúl Fernández que no fue la figura del encuentro sólo porque adelante jugaba uno de los mejores jugadores de la historia del país.

Lo de Pizarro fue heroico. Con su equipo metido atrás, cayó a banda una infinidad de veces para poder recibir el balón y permitirle a su selección escapar de la asfixiante presión ecuatoriana. En total inferioridad, el delantero no sólo se las arreglaba para darle un respiro a su equipo, sino que mediante controles inverosímiles y una excelente lectura del juego llegó hasta a crear ocasiones de gol sobre la portería de Alexander Domínguez. Si Ecuador no se lanzó por completo al ataque, fue porque cada recepción de Pizarro causaba pánico en el conjunto amarillo. En el segundo tiempo, a Pizarro se le unió un brillante Paulo Guerrero que comenzó a ganarle todos los apoyos a los centrales ecuatorianos ofreciéndole otra vía de salida a sus exhaustos defensas. Es inevitable preguntarse qué hubiera sido de Perú de haber podido contar con sus dos delanteros estrella más seguido. Por el momento, gracias a los dos, pueden seguir soñando.

Anuncios

5 pensamientos en “Apuntes de las eliminatorias: Di María, Pizarro y el Hernando Siles

  1. Esperaba ver algo del partido Paraguay – Chile. Aun así, muy buen análisis, esta pagina nos tiene acostumbrados.

    Saludos !

  2. Lastimosamente el siguiente día tenía clase así que si quería dormir algo tenía que elegir entre las eliminatorias y la final de la NBA y….pues soy muy fan de los Spurs, je. Próximamente pienso cubrir la copa confederaciones así que estén atentos.

  3. Creo que la derrota de Perú en el siguiente contra Colombia los deja muy malheridos. Los cuatro primeros parecen inalcanzables, e imagino que Uruguay acabará pisando el acelerador y se meterá. Una pena, me habría gustado verlos clasificarse para Brasil. Son el típico equipo exótico que uno no espera ver en una fase final y luego van y se meten en octavos.

    Lo de Argentina no tiene nombre. Vale que tienen arriba a Messi, Higuaín, Tévez, Kun, etc etc etc., pero con tan poco centro del campo dudo que tengan opciones ante ninguna selección europea seria. Si Brasil estuviera jugando las eliminatorias, creo que en Argentina estarían pidiendo la cabeza de Sabella.

  4. Bueno, creo que perder en Colombia era algo con lo que Markarian contaba. De los cuatro partidos que quedan, tres son más que asumibles y de sumar 9 puntos o más yo creo que podrían pelearla. Ojalá. Es una selección que me encanta.

    @Argentina
    Bueno, aquí sí estamos muy en desacuerdo. Para mi Argentina hoy en día es un conjunto mucho más sólido que Brasil. De hecho, se me ocurren muy pocos equipos en el mundo que estén tan conjuntados como los de Sabella. ¿Que tienen varios puntos débiles? Pues claro, pero no hay que olvidar que estamos hablando de nivel selecciones y el nivel tiene a ser bastante pobre. Y Messi. Messi jugando bien le da a la Argentina una ventaja inalcanzable para el resto. Para mi, esta selección argentina es la mejor desde la de Pekerman. A ver cómo siguen evolucionando.

Deja tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s